Noticias

14 Complementos alimenticios, a examen

EXTRAIDO DEL ARTÍCULO DE LA REVISTA CONSUMER

Glucomanano

Se ha comprobado que el glucomanano tiene cierto rendimiento en la pérdida de peso al provocar saciedad y reducir el apetito, si bien se requieren más estudios bien diseñados y amplios para consolidar dicha evidencia

Qué es

El glucomanano es un polisacárido (hidrato de carbono complejo) no digerible que se extrae del tubérculo de una planta asiática llamada Amorphophallus konjac C. Koch. Se emplea el rizoma seco, triturado y purificado.

Para qué se emplea

Este compuesto, al ser capaz de absorber agua formando un gel espeso, ingerido junto con abundante líquido, posee efecto saciante. Al tomarlo disminuye la sensación de “estómago vacío” y, por consiguiente, el apetito o la necesidad de comer.

Otra de las funciones que se le atribuyen es la de aumentar el volumen de las heces y conseguir así regular la función intestinal y evitar el estreñimiento, actuando como un laxante suave.

Evidencias científicas de su efectividad

Según expertos del Departamento de Farmacología, Toxicología, Enfermería y Fisioterapia de la Facultad de Veterinaria en la Universidad de León, la elevada capacidad de absorción de agua que posee el glucomanano hace que en el estómago se hinche, proporcionando sensación de saciedad, y debido a su capacidad de aumentar la viscosidad del contenido gastrointestinal retrasa el vaciado gástrico, prolongando así el efecto de plenitud. Dadas estas acciones, muchos autores recomiendan el consumo de esta fibra como coadyuvante en regímenes de adelgazamiento, por su contribución a reducir el apetito.

Existe un estudio relevante por su nivel de evidencia científica en el que se ha evaluado la ingestión de este complemento en personas con un peso corporal un 20% superior al deseado. Las conclusiones de este estudio se hacen eco de otros tantos en los que se ha observado pérdida de peso significativa en comparación con el grupo placebo al que no se le administró el glucomanano en su dieta, por la capacidad saciante de este compuesto. No obstante, aunque parece ser que el glucomanano tiene cierto rendimiento en la pérdida de peso al provocar saciedad y reducir el apetito, cabe decir que los estudios realizados hasta el momento son pequeños y con ciertas limitaciones metodológicas, ya que no se conoce con exactitud la dosis efectiva sin efectos secundarios. Además, hay que tener en cuenta que el uso de glucomanano no está exento de contraindicaciones y efectos secundarios. Su consumo está completamente desaconsejado en caso de estenosis (estrechamiento) esofágica, pilórica o intestinal. Puede causar flatulencia o molestias abdominales y puede reducir la absorción de ciertos medicamentos