Noticias

Behobia-San Sebastian 2014

Cerca de 30.000 corredores, 26.800 de ellos en la categoría absoluta, casi 25.700 asistentes a la feria paralela y unos 1.600 voluntarios en la organización, son algunas de las cifras de la 50 Behobia-San Sebastián, la prueba pedestre guipuzcoana que el año anterior generó unos 15 millones de euros de impacto económico.

Una carrera popular de tales dimensiones pero con un saldo con escasos puntos negativos ha hecho hoy a los organizadores, el Club Deportivo Fortuna, calificar de “muy bueno” el balance final de esta clásica prueba pedestre guipuzcoana que, pese a ser una media maratón, es ya comparada por algunos con maratones internacionales de la talla de Berlín, Londres o incluso Nueva York.

El director de la Behobia-San Sebastián, Iñigo Etxeberria, el productor ejecutivo, Fernando Ibarreta, y la responsable de comunicación Arantza Rojo, han ofrecido hoy los datos definitivos de la carrera celebrada el pasado domingo, que ganaron el canario José Carlos Hernández y la gallega Vanesa Veiga, en la categoría absoluta de hombres y mujeres, respectivamente.

Las cifras de participación se concretan en 2.800 niños, 153 jóvenes, 26.781 atletas de categoría absoluta, de los que 6.000 eran mujeres, y un total de 42 discapacitados.

A la meta llegaron 26.737 corredores, ya que sólo 44 abandonaron a lo largo del duro recorrido, una cantidad pequeña que los organizadores han atribuido fundamentalmente a la buena climatología con la que se ha desarrollado este año.

Los organizadores han hecho hincapié en que, si bien las dimensiones de la carrera son importantes por el gran número de participantes, que crece año a año, esto no se traduce en una masificación, ya que el evento ha mejorado en este aspecto, al registrar este año un paso de unos mil participantes cada cinco minutos frente a los 1.600 que se daba en 2006.

El capítulo sanitario también ha sido positivo en esta 50 edición, pues después de una edición de 2013 brillante en lo deportivo pero marcada por el fallecimiento en el itinerario de una participante navarra, este año sólo una docena de corredores ha requerido traslado a centros hospitalarios, de los que dos quedaron ingresados, uno de ellos por “un golpe de calor” que fue dado de alta al día siguiente y el otro por un problema cardiovascular.

Íñigo Etxeberria ha llamado la atención sobre este último caso ya que, según ha comentado, se trata de una persona que ya en el kilómetro 13 de carrera tuvo “unos vómitos muy fuertes” pero continuó hasta terminarla e incluso comió después, si bien al sentirse de nuevo mal fue atendido en un hospital, donde se determinó que sufría un problema en una arteria principal que “podía haber sido grave” aunque finalmente fue dado de alta ayer.

Etxeberria ha expresado su satisfacción por cómo ha discurrido la atención sanitaria en esta edición aunque ha advertido de que “no se puede bajar la guardia” y ha hecho un llamamiento a los corredores a “prepararse muy bien y estar atentos a lo que dice el cuerpo”.

Los organizadores han destacado también la importante presencia en las redes sociales, con unos 6.400 tuits generados con tres etiquetas, “trending topic” en 4 ocasiones y 1.377.000 visitas