Noticias

Las claves para no envejecer

 El aumento de la expectativa de vida (que pasó de 42 años en 1900 a 72 años en el 1950) no solo es debido al descubrimiento de los antibióticos. Los cambios en la alimentación y en los hábitos de vida, fueron determinantes. “Evidentemente no se puede detener el paso de los años (edad cronológica), pero sí su efecto en nuestra edad biológica (edad celular)” nos aclara Inmaculada Canterla quien nos explica también los elementos clave para no envejecer: la alimentación, los antioxidantes y la protección solar.
nutricosmeticos--z
La alimentación
Una alimentación saludable es el principal hábito que debemos seguir para tener una buena salud física y mental. Una dieta desequilibrada y un consumo energético erróneo producen desajustes metabólicos, oxidación en nuestro organismo y aceleran el proceso de envejecimiento que se verá reflejado en nuestra piel.“La piel es un órgano vivo y como tal es imprescindible saber qué elementos ayudan a mantenerla sana. Algunos alimentos como el aguacate, los frutos rojos, el té verde, el chocolate negro, el brócoli, el pescado azul,  y sobre todo el agua van a aportar a la piel sustancias como la Vitamina E, la Vitamina C y la Vitamina A y otros micronutrientes esenciales para el correcto desarrollo del metabolismo celular” aclara Canterla. En este sentido, recomienda además la suplementación, siempre que esté prescrita por especialistas, con nutricosméticos que aporten Omega3 (EPA/DHA), Colágeno, Ácido hialurónico, Polifenoles, Zinc, Selenio, Cromo, Coenzima Q10, Magnesio… “También hay que tener en cuenta que comer poco y bien es lo que nos aportará un buen aspecto y una bonita piel. En la mujer son necesarios 1.200 Kcal al día y en el hombre 1.800 Kcal. La restricción calórica es la clave”.
Los antioxidantes y la protección solar
Los antioxidantes son moléculas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas, evitando así que las células se dañen por la emisión de los radicales libres que se producen con la oxidación. Es a partir de los 21 años cuando la producción de antioxidantes comienza a disminuir debido a la exposición a los rayos UV, y con ello, el consecuente envejecimiento de la piel. Como explicaInmaculada Canterla, “los rayos UV afectan de tal manera que una mujer de 40 años, tras 30 minutos de exposición solar, ve reducida su concentración de vitamina A, C y E en un 90%.Para conseguir así aumentar la necesaria producción de antioxidantes en el organismo y que consigan actuar contra los radicales libres, las claves son: una correcta protección solar y una buena alimentación”.  La protección solar no solo es necesaria cuando la piel se expone al sol sino que también es básica “estando en casa ya que los ordenadores, la tele y la luz desprenden radiación electromagnética visible que también mancha la piel”.
young-and-oldNutrición antiinflamatoria para un tratamiento antiaging de la piel
Otro de los temas más tratados en el Congreso SEMAL fue la “Teoría del Envejecimiento por Inflamación” que está estrechamente ligada con la nutrición. Como explica la experta en Nutrición-Dietética Inmaculada Canterlaesta teoría se basa en que “el envejecimiento viene dado por una inflamación silenciosa, a nivel interno, producida por los alti-bajos de azúcar en la sangre que causan una reacción llamada glicación, en la que las moléculas de azúcar en exceso se adhieren a las proteínas (como el colágeno y la elastina, fundamentales para el grosor y la elasticidad de la piel) y las entrecruzan y endurecen, generando el consecuente envejecimiento de la piel”.La Nutrición Antiinflamatoria, tiene como objetivo evitar esta inflamación (que se transformará en envejecimiento) a través de la alimentación. Se basa en equilibrar la glucosa de nuestro organismo mediante el control de la ingesta de carbohidratos con alto valor glucémico (como la pasta). “Los carbohidratos con alto valor glucémico se convierten rápidamente en azúcar, lo que les hace potentes agentes inflamatorios y por consiguiente, causantes del envejecimiento” explica la Directora de Cosmeceutical Center “y es que el azúcar es un veneno para nuestro organismo ya que cuando entra en la sangre reacciona con minerales como el hierro o el cobre y crea radicales libres que atacan a las bicapas lipídicas de las células y esto desencadena en inflamación, deterioro y envejecimiento de la piel”.
Según los datos extraídos por la experta en el Congreso SEMAL, los niveles óptimos que se han de consumir de cada tipo de alimentos son:
40% - Carbohidratpos de bajo índice glucémico
30% - Proteínas bajas en grasa (tofu en vegetarianos)
30% - Grasas monoinsaturadas, pero bajas en omega 6 y grasas saturadas
Dentro de esta nutrición antiinflamatoria hay componentes básicos que ayudan a cuidar y controlar nuestra dermis desde el interior, que además activan los genes de longevidad y controlan el estrés oxidativo y la inflamación: los Polifenoles , el Omega 3.
Polifenoles
Los polifenoles son sustancias que se encuentran en las plantas y que tienen un importante poder antioxidante, antiinflamatorio y antiaging en nuestro organismo. “Aunque son muy importantes, el problema es que su baja concentración en los alimentos y la mala absorción de estos, provocan que no sea fácil que lleguen a la sangre” explica la Canterla.  Por eso es tan importante, además de consumir alimentos ricos en antioxidantes (como frutas y verduras coloreadas: los colores son consecuencia de la concentración de diferentes tipos de polifenoles), suplementarlos vía oral. Un ejemplo de alimento “superantioxidante” que se expuso en el congreso de la SEMAL fue el Maqui Berry, variedad del arándano cultivada en Chile y ampliamente estudiada por su elevadísimo contenido en antocianinas (polifenoles también presentes en fresas y otros berries).
Omega 3
El Omega 3 es 100% absorbible. Aunque no es un antioxidante en si, es capaz de aumentar la actividad de la Catalasa y la Superoxido dismutasa (SOD), enzimas catabólicas que aumentan la capacidad antioxidante de la célula atacando los radicales libres. La mejor fuente de omega 3 es el pescado, especialmente el salmón salvaje.
“Con todo esto podemos ver hasta que punto la alimentación y los nutrientes son importantes para la piel, y cómo una nutrición antiinflamatoria saludable puede luchar contra la oxidación, la inflamación y todos los procesos y reacciones que desencadenan el envejecimiento de la piel y del cuerpo en general” concluye la experta en Farmacia, Nutrición-Dietética, Dermocosmética y Medicina Antiaging, Inmaculada Canterla, Directora de Cosmeceutical Center.